Términos de cocción de la carne - La Constancia

Compra
en línea

Términos de cocción de la carne

Aprende de todo con nosotros. ¡Anímate!

Términos de cocción de la carne

¿A qué nos referimos cuando hablamos de los términos de la carne?

Hacemos referencia a su grado de cocción. Este se determina por la temperatura que alcanza el centro de la carne y está condicionado por variables como el tamaño de la pieza de carne, el grosor de la misma y la temperatura.

El término adecuado varía según el paladar de cada persona, sin embargo, existen algunas recomendaciones para disfrutar la carne adecuadamente sin que pierda sus jugos.

Esta guía práctica te ayudará a identificar cada uno de los términos y cómo lograrlos.

1. Término azul

Se caracteriza porque la capa externa está bien cocida a fuego alto, es de color oscuro y es muy tierna al tacto.

El centro por otro lado se encuentra crudo .

Al tomar la temperatura del centro de la carne con un termómetro esta debe encontrarse a 55 grados centígrados.

2. Término medio

Se caracteriza porque la carne queda muy jugosa. Apenas se sella o marca en la plancha o parrilla conservando el centro rojo y al tocarla apenas se hunde.

Al medir la temperatura del centro de la carne, debe estar en 63 grados centígrados.

3. Término tres cuartos:

Se caracteriza porque la carne empieza a perder sus jugos y también disminuye en sabor. Si haces un corte notarás que el centro es de color café claro, el exterior está bien cocido y se hunde ligeramente al tacto.

Al tomar la temperatura el centro de la carne debe estar en 71 grados centígrados.

4. Término bien cocido:

En este término la carne habrá perdido la mayoría de sus jugos y por tanto el sabor. se identifica porque la carne es de color gris en todos sus lados y se encuentra bastante seca. Es rígida al tocarla.

Si tomas la temperatura al centro de la carne, debe encontrarse en 77 grados centígrados.

Como recomendación, retira la carne del fuego cuando esté 5 grados por debajo del término deseado para que termine de cocinarse con el calor que guarda en su interior y no se te pase de término.